La importancia del Codo Alto en Natación


En este post nos vamos a centrar en hablar del conocido “agarre con codo alto”.

El codo alto es posiblemente uno de los aspecto técnicos de la natación donde más errores se cometen. Llevar a cabo un agarre y tirón con el codo alto tiene una serie de ventajas, como por ejemplo ayudarnos a propulsarnos con mayor potencia, y además a ofrecer una menor resistencia al agua.

Es fácil entender por qué esa posición es tan importante: Al introducir el brazo en el agua, el codo deberá de quedar siempre por encima de la mano y como mucho a la misma altura que el hombro.

Nunca debe dejarse caer por debajo de la muñeca porque esa postura hará que seamos menos eficaces y posiblemente tengamos más papeletas para lesionarnos estructuras del manguito rotador del hombro.

¿Por qué es tan importante el codo alto?

Antes de comenzar a proponeros una serie de ejercicios para perfeccionar la técnica del codo elevado, vamos a exponer los 4 motivos que justifican dedicar tiempo a esta parte de la brazada:

  1.  Al realizar la tracción con el codo alto, lograremos mayor participación de nuestro antebrazo, por lo que incrementa de forma considerable nuestra superficie de propulsión.
  2. El nadar manteniendo el codo alto favorece que se trabaje en mayor medida los músculos más fuertes (dorsal ancho y pectoral mayor), lo que no pasa si dejamos caer el codo.
  3. El mantenimiento del codo alto y el antebrazo de forma vertical en el mayor tiempo posible, mientras el brazo se mueve a lo largo del cuerpo, favorece la aceleración de la velocidad de la mano sin que “resbale el agua”, lo que a su vez posibilita la aceleración continua del cuerpo.
  4.  El no mantener el codo alto (el trazo de un codo “caído”) hace que se provoquen maás turbulencias, y por lo tanto, se reduzca la propulsión.

De hecho, el codo elevado es tan importante, que muchos entrenadores piensan que es el factor técnico que más influye a la hora de establecer los diferentes niveles entre los nadadores experimentados. Es decir, el nivel de nuestro nado podría estar determinado en gran parte, por la forma en que lleva a cabo el agarre, representando la diferencia entre ser rápido o ser lento.

Por lo tanto, no debemos menospreciar la importancia de lograr un agarre efectivo con el codo alto, ya que hará que brazada sea más potente y eficiente y por lo tanto, hará mejorar nuestras marcas.

Ejercicios para mejorar la técnica del nado a braza

Resultado de imagen para nado de braza

El nado a braza

En este post voy a mostrar algunos ejercicios que nos pueden ayudar en nuestros entrenamientos o nado de mantenimiento a mejorar la técnica del estilo braza, el único subacuático . Como bien he dicho la braza es subacuática es decir requiere realizar los movimientos correctos y con cierta técnica puesto que el agua opondrá una resistencia que nos relentizará si no los ejecutamos bien. Hay que estar muy pendiente de codos, manos y cabeza sobre todo.

Calentamiento

En exterior antes de entrar al agua se puede realizar con unas gomas enganchadas en una barandilla, el movimiento de la brazada, de esta manera calentaremos los hombros. Recordad que la goma sea bien elástica ya que cuanto más dura mucho más trabajo para los hombros y es un calentamiento.

En el calentamiento recordad trabajar las piernas puesto que el movimiento de braza no es natural y los aductores sufren especialmente. Para calentar, nos colocamos con las piernas separadas aproximadamente 1m y dejamos caer el peso del cuerpo sobre una de las piernas doblando dicha rodilla y de esta manera estirando la pierna contraria por la parte interior, se pueden hacer 5 x 20” con cada pierna alternando.

Braza con 2 o 3 patadas

  • ¿Qué se trabaja?: Este ejercicio es muy útil para trabajar tanto la patada de braza como el deslizamiento y la correcta posición hidrodinámica del cuerpo.

  • ¿Cómo se realiza?: La técnica es sencilla, se ejecuta una brazada con patada de braza y en vez de recoger los brazos para realizar la siguiente, nos quedamos con los brazos estirados, mano sobre mano y cabeza entre los brazos. Ejecutamos 1 o 2 brazadas más. De esta manera setiremos como el impulso de las piernas y una correcta postura corporal nos hacen avanzar bajo el agua.

Braza con patada mariposa

  • ¿Qué se trabaja?: La técnica de braza implica también el movimiento de la cadera ya que aunque no sea tan pronunciado como en la mariposa, nuestro cuerpo se ondula para sacar el cuerpo fuera del agua y lanzar los brazos hacia delante.

  • ¿Cómo se realiza?: La brazada es la de braza normal pero en la patada realizamos la de mariposa, con los dos pies juntos y ondulando las piernas. Vamos a acostumbrar al cuerpo a un movimiento más fluido de la cintura.

Remadas con pullboy

  • ¿Qué se trabaja?: En este ejercicio se busca trabajar el agarre del agua con las manos, es decir, el movimiento de las muñecas a la hora de impulsarnos nadando.

  • ¿Cómo se realiza?: Para este ejercicio nos colocaremos en posición horizontal con un pullboy entre las piernas ayudándolas a flotar estiradas. Con los brazos, codos doblados a 90º y todo el movimiento lo realizamos con las manos haciendo el símbolo de infinito, de esta manera trabajaremos la tracción con las manos.

También te puede interesar:

¿Y si mejoramos nuestra técnica de espalda?