La importancia del gorro de natación


El gorro de natación es un accesorio que siempre nos acompaña en nuestros entrenamientos.

Mucha gente piensa que el objetivo del gorro es simplemente higiénico, que sirve solo para que no caiga cabello al agua y para retirar el cabello de la cara para que éste no moleste.

Evidentemente estos son uno de los objetivos del gorro de natación. Además cumple una serie de funciones muy importantes más allá de mantener la higiene de la piscina.

Te vamos a demostrar que el gorro de natación es un accesorio que siempre debes de llevar puesto.  Te servirá incluso para mejorar tu hidrodinámica de múltiples formas. ¡Vamos allá!

Protege tu cabello del cloro

Los gorros ayudan a reducir la exposición de tu cabello al agua clorada de la piscina. Es por ello que te ayudará a evitar en gran medida, que tu cabello se estropee por el cloro.

Un buen gorro ajustado propiciará que la mayor parte de tu cabello se mantiene seco (aunque es muy difícil evitar que algo de agua se cuele siempre).

No va a mantener tu pelo completamente seco y aislado pero ayuda a bastante a reducir la exposición.

Ayuda a fijar mejor las gafas de natación

El gorro de natación es vital para que las gafas de natación queden bien sujetas y que además, la goma de la mismas no se te quede enredada en el cabello.

De hecho, la mayoría de gafas han sido creadas para que puedan usarse junto con los gorros de natación.

Siempre formando la pareja perfecta para que tu rendimiento sea óptimo. Esto hace que sea más fácil y cómodo llevar ambos accesorios.

Potencia tu Hidrodinámica

El objetivo más importante del gorro para una nadador es que ayude a mejorar sus marcas. Esto lo consigue gracias a que el gorro reduce resistencia al agua mientras nadas.

El cabello de la cabeza te frenará si no llevas gorro de natación por lo que no podrás nadar tan rápido como te gustaría. Es por ello que los nadadores profesionales siempre lo llevan.

Materiales de los gorros

Puedes encontrar una amplia gama de gorros confeccionados con múltiples materiales aunque la mayoría son de lycra, látex o de siliciona.

Los nadadores profesionales suelen usar silicona o látex puesto que son los que mejor restar resistencia en el agua y mejor sujección tienen .

Los gorros de látex a simple vista son parecidos a los de silicona pero más finos y ligeros y transpiran más que los de silicona. Son perfectos para nadar en zonas más cálidos.

Los de silicona suelen ser más duraderos que los de latex. Los de silicona son perfectos para nadar en aguas más frías y para personas con alergia al látex.

Los gorros de lycra son como de tela, menos compresivos. Hay personas que los prefieren porque se sienten más cómodas con ellos.

También hay gorros de spandex. Es un material sintético muy duradero y suave. Son muy fáciles y cómodos de poner y de quitar y su punto fuerte es que ayudan a proteger la la cabeza del sol por lo que sirven para nadar en exteriores.

Aunque menos habitual encontrarlos, también hay gorros de neopreno.

Estos gorros se caracterizan porque ofrecen una aislamiento bastante efectivo, ideal para nadar en aguas abiertas o muy frías.

Ahora ya sabes que el gorro cumple diversas funciones muy importantes para el nadador más allá de retirar el pelo de la cara o evitar que el cabello caiga el agua.

¿Cómo nos afecta el contacto continuo con el cloro de la alberca?

 

Muchos de nosotros, pasamos muchas horas dentro de la alberca, por lo que, también pasamos mucho tiempo en contacto con agua clorada.

El cloro, es vital para mantener limpia el agua de la piscina y que ésta no se convierta en un caldo de cultivo.

Se trata de un agente desinfectante que actúa destruyendo la pared de las bacterias. De esta manera, estos microorganismos mueren al contacto con esta sustancia. ¡Ya no pueden actuar en el agua ni sobre las personas que se encuentran en el interior de la piscina!

Gracias al cloro, las instalaciones acuáticas mantienen su correcta higiene y puedan ser utilizadas por multitud de nadadores al mismo tiempo.

No obstante, el contacto continuo con el cloro, daña tanto nuestra piel como nuestro cabello.

Cloro de la alberca: Daniño para la piel y el cabello

El cloro daña el manto graso protector de la piel. Como ya sabrás, el pH de la piel es de 5,5, el del agua, de 7, y solo eso, reseca la piel. Si además, a eso le agramemos el cloro, empeoramos aún más sus efectos.

Los efectos nocivos del cloro podrían reducirse si se aplicara a la piel un poco de aceite o una crema que haga de barrera y proteja la piel. No obstante, imagínate si todo el mundo que se baña en la piscina hiciera lo mismo…

Se formaría una mugrienta capa grasa en la superficie del agua. ¡A ver quién sería el valiente o la valiente que se atreve a bañarse en ella!

Por ello, para evitar el daño del cloro en nuestra piel es imprescindible ducharnos bien con un gel hidratante. Además, después aplicarnos una buena dosis de crema nutritiva o aceite corporal. ¡No olvides la cara!

La crema que uses para nutrir tu cuerpo debe de ser diferente a la que uses a para la cara. A la hora de aplicarte una crema corporal, la mejor opción es escoger una que sea especial para pieles secas.

En cuanto al rostro, es importante tener en cuenta qué tipo de piel tienes. Hay cremas especiales para cada cutis: pieles secas, mixtas o grasas.

Pero además de afecta la piel, el cloro también daña nuestro cabello. Si además de pasar varias horas en la piscina, tenemos en cuenta el daño que produce en el cabello los rayos del sol. Nuestro cabello se volverá áspero, sin brillo e incluso un poco “descolorido”.

Al igual que hemos indicado anteriormente con la piel, lo idóneo es enjuagar nuestro cabello con abundante agua (mejor fría) cuando salgamos de piscina. Debes usar champú especial para cabellos secos y acondicionados.

También es ideal aplicar mascarillas hidratantes 2 o 3 veces a la semana. Las mascarillas más idóneas son las que llevan aceite de argán, de coco, de ricino o de almendras entre otras.

También es ideal realizar saneamiento de puntas habitualmente. También se recomienda evitar en gran medida el uso de planchas y secador. Su usamos secador, que la temperatura del aire que emana sea lo más baja posible.

Estiramientos en el agua

Crear una rutina de estiramientos dentro de la alberca, nos puede ayudar a mejorar nuestra flexibilidad a la vez que combatimos el calor.

Los estiramientos son una parte fundamental en nuestro entrenamiento diario. Pero a veces, es cierto que nos cuesta salir del agua y quedarnos un ratito más estirando, por lo que nuestros músculos no se recuperan como deberían y somos más vulnerables de sufrir alguna lesión.

Para que no sean una carga en nuestra rutina, sino que estemos esperando el momento de terminar de entrenar para ponernos a estirar, podemos realizar los estiramientos en el agua. Además de ser más entretenido, tenemos muchas ventajas como las que os escribo a continuación:

Ventajas de los estiramientos en el agua:

  • Podemos estirar prácticamente todos las partes del cuerpo.
  • Dentro del agua el impacto es menor, por lo que tenemos menos riesgo de hacernos daño.
  • No necesitamos nada más que nuestro cuerpo y algunos elementos que tenemos alrededor como las escaleras o el bordillo.
  • A la vez que estiramos, combatimos el calor al permanecer dentro del agua

Es importante que empecemos por algunos estiramientos fáciles, que no nos cuesten hacer pero que nos ayuden cada día a mejorar. También podemos usar algún elemento que nos ayude a flotar para realizar los ejercicios, como los conocidos churros o tiras de espuma.

Estiramientos en el agua con tira de espuma:

  • Apoyando la pierna estirada sobre la tira, bajando el cuerpo poco a poco intentando tocar la punta del pie. Notaremos como estira la parte posterior del muslo y el gemelo. Debemos intentar no hundirnos, por lo que la punta de los pies debe estar siempre fuera del agua.
  • En una zona en la que hagamos pie, cogemos la tira con las dos manos y doblamos el cuerpo hacia delante, llegando a sumergir la cabeza en el agua. Notaremos como nos estira la espalda, además de la parte posterior de los brazos.
  • Para poder estirar el cuello (que suele ser una de las partes del cuerpo que más sufre en la natación) podemos ponernos la tira por detrás del cuello, como si fuera una bufanda y ayudarnos para bajar hacia el pecho.

Recuerda, debemos aguantar cada ejercicio unos 15-20 segundos, sin que llegue a doler. Empieza siguiendo una rutina y añade poco a poco ejercicios con más dificultad, verás que bien te sientes después de cada sesión.

¡Ponte en forma practicando Aquabike!

 

¿Te has planteado alguna vez  practicar aquabike? ¿Te gustaría saber algo más sobre esta modalidad deportiva? En este les vamos a presentar una modalidad de aquagym  denominada aquabike. Para ello hemos realizado una entrevista a Mikel Villaroel, colaborador de ciclismo en Decathlon Barakaldo y monitor de aquagym y sus variantes en diversas piscinas de Bilbao.

Kevin: Buenas tardes Mikel, lo primero de todo, ¿Qué es el aquabike?

Mikel: Buenas tardes Kevin , el aquabike es una actividad desempeñada en el medio acuático que tiene como fin combinar un trabajo cardiovascular y muscular, todo esto  dirigido en todo momento por un monitor y acompañado del ritmo de la música y sobre una bicicleta adaptada al medio acuático. Dicho brevemente, es un trabajo realizado encima de una bicicleta acuática al ritmo de la música.

Kevin: ¿Desde cuándo eres monitor de actividades dirigidas como el aquabike?

Mikel: Pues, actualmente tengo 23 años y la verdad me considero un apasionado de la actividad física. A los 20 años comencé como monitor de clases dirigidas y estuve impartiendo esta actividad durante 3 años aproximadamente.

Kevin: ¿Este tipo de actividad está orientada hacia un tipo de usuario en particular?

Mikel: En mis clases siempre he visto perfiles de personas de todo tipo, desde alumnas entre 20-30 años dispuestas a exigirse al máximo, hasta gente de tercera edad que dentro de unos patrones de salud intenta mejorar su condición física. Por eso no lo enfocaría a un perfil en concreto, es un actividad que cada uno puede regular en base a sus objetivos o limitaciones.

Kevin: Imagino que en esta práctica deportiva el material necesario será reducido. 

Mikel: Efectivamente, lo  básico y obligatorio es un bañador  y un gorro de piscina. No obstante no está de más mencionar que para una práctica más saludable de esta actividad es recomendable el uso de escarpines, gafas de natación e incluso un pulsómetro si se trata de una persona recién iniciada en la práctica deportiva.

Kevin: Entonces, cualquier persona puede realizar esta modalidad deportiva.

Mikel: Como he mencionado anteriormente, es una actividad de bajo impacto y en la que  cada uno puede autorregularse y auto exigirse, por lo tanto, cualquiera puede beneficiarse de su práctica. Animaría por lo menos a esa gente que muchas veces es reacia a la práctica deportiva por el simple hecho de no tener una buena condición física, a probar con este tipo de actividades ya que resultan muy divertidas y sin darse cuenta terminaran por engancharse y a su vez mejorar a nivel físico y mental.

Kevin: Está habiendo un crecimiento de la práctica deportiva en general, ¿se nota en la demanda de este tipo de modalidad también?

Mikel: Tienes razón, creo que en general, la práctica deportiva ha notado un “boom” y esto se ve reflejado en la mayoría de clases dirigidas. Está claro que la sociedad cada vez está más concienciada con el hecho de mejorar su salud y esto hace que la demanda de este tipo de clases sea cada vez mayor. En el aquabike en concreto, si se ha visto esta demanda ya que es una actividad de bajo impacto a nivel articular y tiene un soporte musical, esto la convierte en una actividad sana y divertida por lo que cada vez llama la atención de más gente.

Kevin: ¿Hay muchas piscinas en las que podamos encontrar esta oferta?

Mikel: Es más común ver este tipo de actividades en piscinas o gimnasios privados puesto que requiere un vaso con unas condiciones específicas para su práctica, así como unas bicicletas especialmente diseñadas para el agua. En Bilbao contamos con algunos centros privados y uno público que tienen esta modalidad deportiva en su oferta. Animaría a más polideportivos a invertir en este tipo de actividades ya que enriquecerían mucho su oferta de clases y los usuarios suelen responder muy gratamente a este tipo de apuestas.

Kevin: Muchas gracias Mikel por responder a estas preguntas y así dar a conocer esta modalidad de aquagym menos conocida a nuestros usuarios deportistas y que se animen a probar este tipo de ejercicio, ameno, divertido y fresco.

Ahora que sabes un poco mas sobre Aquabike ¡anímate a probarlo!

Descubriendo un deporte ¡Aquagym!

Descubre los beneficios que aporta el Aquagym

Hoy en día el Aquagym está cobrando vida en muchos de los centros deportivos en México, y hoy en este post queremos contarte todo acerca de esta disciplina.

Vamos a comenzar por explicar de dónde viene el nombre de este deporte, tal como su nombre indica es la práctica de un conjunto de ejercicios aeróbicos centrados en la tonificación muscular dentro de un medio acuático, además es una práctica idónea para personas con problemas traumatológicos, articulares o musculares, y para cualquier proceso de recuperación tras una lesión, ya que son ejercicios de bajo impacto articular.

Como hemos comentado antes, el Aquagym es un deporte idóneo para practicar en grupo y pasarlo realmente bien, pero además del importante componente lúdico.

Tiene múltiples beneficios

  • Reduce el riesgo de lesiones.

  • Mejora de la condición cardiorrespiratoria.

  • Mejora la flexibilidad.

  • Incrementa la coordinación motriz globalritmo y agilidad.

  • Mejora y favorece la corrección de la postura.

  • Mejora y favorece la relajación.

  • Favorece el retorno venoso.

Encontramos diferentes modalidades

  • Aquaerobic: Se realiza una clase siguiendo el ritmo de la música como el aeróbic.

  • Aquabike: Se realiza spinning dentro del agua con máquinas específicas.

  • Aquayoga: Se realiza yoga encima de una plataforma sobre el agua.

  • Aquastep: Se practica aeróbic en el agua con la ayuda de los steps.

Al margen de que haya diferentes modalidades y cada una de ellas tenga diferentes ejercicios, intensidades y objetivos.

Las sesiones de Aquagym suelen seguir el siguiente esquema

  • Fase de calentamiento (10 minutos): con una serie de ejercicios ayudamos al cuerpo a calentarse para evitar cualquier tipo de lesión cuando los ejercicios aumentan la intensidad.

  • Fase aeróbica (15 minutos): el objetivo es elevar la frecuencia cardíaca hasta llegar a tu zona de entrenamiento.

  • Fase de tonificación (15 minutos): consiste en trabajar la parte de fuerza y resistencia muscular.

  • Fase de recuperación (5 minutos):  poco a poco bajamos la frecuencia cardíaca hasta llegar a la relajación.

  • Fase de relajación (5 minutos): estiramos todos los músculos para ayudar a la recuperación del cuerpo tras el esfuerzo realizado.

En las clases se utilizan diferentes materiales dependiendo de la intensidad y las zonas del cuerpo que se quiere trabajar, como por ejemplo las mancuernas, el cinturón de flotabilidad, el calzado.

En resumen, el Aquagym es un deporte muy divertidocompleto y muy seguro en el que notarás mejoría rápidamente, por lo cual os animamos a todos a probarlo y disfrutar de todas sus posibilidades y beneficios.

Como enseñar a nada a tu hijo

 

 

¿Tu hijo tiene miedo al agua? ¡Ayúdale a familiarizarse con ella y a divertirse nadando!

Si cada vez que llevas a tu hijo a la piscina es un sufrimiento para él… tranquilo(a), es normal. Muchos niños pequeños, cuando ven el agua por primera vez les asusta nadar, pero no es una cuestión de miedo, es desconocimiento. Se encuentran ante una situación desconocida y esto puede provocarles angustia. Si muestras seguridad ante esta situación, tu hijo notará que no tienes miedo y se le pasará pronto.

Para enseñar a nadar a tu hijo, primero tienes que tener en cuenta las fases que podemos encontrar durante el aprendizaje de la natación:

  • Iniciación y familiarización con el agua

  • Respiración

  • Flotabilidad

  • Desplazamientos

Para que tengáis una idea aproximada de qué debe aprender vuestro hijo en cada fase vamos a hacer un breve resumen de cada una de ellas, explicando algunos ejercicios y detallando qué material es adecuado para cada fase.

Iniciación y familiarización con el agua

Como bien indica su nombre, esta es la primera fase en la que tu hijo va a iniciarse y familiarizarse con el agua, ¿cómo? teniendo contacto con el agua, perdiendo el miedo a ella y empezando a disfrutar en la piscina.

Para esta fase podemos empezar sentandonos en el borde de la piscina, al lado de nuestro hijo, y metiendo los pies en el agua. Una manera sencilla de empezar a mojarnos es dar patadas en el agua, a vuestro hijo le parecerá algo divertido y sin darse cuenta habrá empezado con el primer contacto con el agua. Si el pequeño ya está más familiarizado con el agua, podemos probar a meternos en ella y dejarlo que se tire desde el borde.

Respiración

Segunda fase, y como bien indica su nombre es el momento en que los peques deben aprender a respirar bajo el agua.Cuando nuestro hijo ya no tenga miedo a meterse en el agua es momento de enseñarle a respirar, ya que las primeras veces que los peques meten la cabeza debajo del agua sin querer respiran y tragan agua por la nariz o la boca.

Un ejercicio muy sencillo para controlar la respiración es meterse en el agua con ellos y hacer burbujas dentro del agua. Es algo que para nosotros es sencillo, pero que si tu hijo no acaba de entender muy bien sólo tenéis que explicarle que tiene que soplar muy fuerte. Primero, es mejor que lo intenten por la boca y cuando ya lo controlen, que lo intenten por la nariz.

Flotabilidad

En esta fase, una vez dominadas las dos anteriores, tu hijo debe aprender a flotar dentro del agua y sin ayuda de ningún elemento de flotabilidad. ¿Qué quiere decir eso? Que cuando ya se sienta seguro nadando con manguitos, flotador o similar debe aprender a sentirse seguro él solo.

El ejercicio más utilizado para aprender esta fase es, sin duda, “hacer el muerto”. Simplemente es ponerse boca arriba en forma de estrella (esto para ellos será más fácil de entender) y contar hasta 10. Al principio, es normal que tenga miedo, por lo que es aconsejable poner una mano debajo de la cabeza y otra en la espalda para ayudarlo a flotar y darle esa seguridad que necesita. Poco a poco hay que ir soltando esas manos que le sujetan, primero la de la espalda y después la que sujeta la cabeza.

Desplazamientos para nadar

Última fase y la más divertida, tanto para los peques como para los padres. En esta fase vuestro hijo ya va a empezar a tener autonomía en el agua y realmente va a disfrutar nadando.

Como ejercicios recomendados en esta fase hay muchísimos, ya que es la que más dura en el aprendizaje de la natación. Podemos empezar con algunos ejercicios básicos como desplazarse desde una parte de la piscina a otra, primero con la cabeza fuera del agua y luego, dentro. Para ello podemos utlizár dos tipos de material: la tabla para niños ó el churro de espuma.

Es importante que acompañemos a nuestro hijo en cada una de estas fases, ya que contigo al lado se sentirán más seguros. Recuerda que cada niño tiene un tiempo de aprendizaje por lo que es importante tener paciencia, no agobiarse y mucho menos obligar o forzar alguna de las fases.

También te puede interesar:

Como mantener tus goggles como nuevos

 

 

Como mantener tus goggles como nuevos

 

¿Quieres mantener tus goggles como nuevos? Cuídalos correctamente siguiendo los consejos presentados a continuación.

Elegir los goggles adecuados es, a veces, una tarea difícil, por lo que cuando encontramos los que mejor se nos acoplan nos cuesta cambiar. Pero cuando nuestros goggles favoritos empiezan a empañarse nos resultan molestos a la hora de nadar y dejan de ser “nuestros goggles favoritos” para pasar a ser “esos goggles molestos que nada más empezar a nadar se empañan”. Evidentemente, los goggles tienen un tiempo de vida limitado, pero siempre podemos alargarlo un poco más si los cuidamos de manera correcta.

 Los goggles y las toallas no son buenos amigos

Al contrario de lo que mucha gente cree, limpiar el cristal interno de los goggles con una toalla no es para nada recomendable. Los goggles tienen una capa antivaho que va desapareciendo con el tiempo, pero que puede acelerar su desaparición si la tocamos con los dedos o con una toalla. Por eso, lo más adecuado si necesitas limpiarlos sólo es aclararlas.

Tú te quitas el cloro, ¿tus goggles por qué no?

Después de salir de la piscina es recomendable aclarar los goggles con agua de la ducha, a ser posible fría puesto que tiene menos cloro. Importante no guardarlos cuando aún estén mojados para alargar la vida útil de la goma, la mejor solución será meterlos en la caja para llevarlos a casa y tenderlos junto con el resto de material para dejarlos secar al aire libre.

Cada goggle con su estuche

Aunque lo más cómodo nos resulte dejar los goggles sueltas por la mochila cuando acabamos de entrenar, es otro error que debemos evitar. Después de cada entrenamiento lo más adecuado es meter los goggles en su estuche para llevarlas hasta casa. Así, evitaremos ralladuras y deformidades en la goma. Además, si vamos a estar un buen tiempo sin usarlos debemos guardarlos en un sitio que tenga pocos cambios bruscos de temperatura y donde haya poca humedad.

 

Recuerda seguir estos sencillos consejos tras cada entrenamiento y notaréis cómo vuestros goggles se mantienien como nuevos más tiempo.

También te puede interesar:

Quiero empezar a nadar ¿ Qué necesito?

 

Quiero empezar a nadar ¿ Qué necesito?

A menudo nos surgen dudas a la hora de comenzar un nuevo deporte. Una pregunta muy frecuente es: ¿qué material necesito? En este post te contaré todo lo necesario para empezar a nadar ya sin ningún tipo de freno ¡Y a disfrutar del agua!

 ¿Dónde nado?

Aunque a priori parece una pregunta obvia (¿dónde nado? ¡en el agua!) se tuerce complicada a la hora de iniciarnos en el deporte. Sobre todo si vives en la costa. Un consejo muy útil es empezar en la piscina. La piscina es el mejor medio para recopilar sensaciones y mejorar tu técnica. Cuando veas que la piscina se te ‘queda pequeña’… ¡Ve por las aguas abiertas!

Busca alguna piscina cerca de casa para que no sea muy tedioso ir. Te recomendamos que pruebes un mes con un entrenador para que te sirva de guía y para el mes siguiente… ¡serás tu propio entrenador!

¿Qué material necesito para empezar a nadar?

Para empezar a nadar hay 4 materiales básicos que debes utilizar. Los debes utilizar sí o sí por seguridad e higiene en las instalaciones.

  • Bañador. Tanto si eres hombre o mujer, busca un traje de baño que te sea cómodo. Slip o boxer, tiros finos o anchos… ¡No importa! Para empezar debes estar cómodo y elegir aquel traje de baño que te haga sentir bien. Más adelante sabrás perfectamente lo que necesitas.

  • Gorro. Lo ideal para comenzar a tener sensaciones con el gorro es elegir un gorro de lycra. Te aporta suavidad y confort. Sin embargo, si crees que necesitas mayor sujeción (pelo largo, por ejemplo) puedes optar por los gorros con revestimiento de silicona.

  • Goggles. Quizás el material más importante. Elegir unos buenos goggles condiciona totalmente nuestro entrenamiento ya que si no nos queda bien… ¡Nos va a fastidiar! Elige unas gafas que tengan bastante ventosa. Al igual que con el bañador, párate a elegir unas que te sean cómodas

  • Sandalias. El elemento que nos aportará seguridad en los trayectos de llegada y salida de la piscina. Busca un calzado de goma con suela antideslizante. Muy importante para evitar posibles lesiones.

Por último, existe un amplio abanico de materiales con los que complementar tus inicios en la natación. Toalla, albornoz, mochila, tapones para los oídos, pinzas para la nariz,… No son obligatorios, pero te facilitarán el día a día en el entrenamiento.

Espero que estos pequeños consejos te den la confianza suficiente para presentarte en la piscina dispuesto a darlo todo y empezar a nadar con energía.

 

 

Ejercicios para mejorar la técnica del nado a braza

Resultado de imagen para nado de braza

El nado a braza

En este post voy a mostrar algunos ejercicios que nos pueden ayudar en nuestros entrenamientos o nado de mantenimiento a mejorar la técnica del estilo braza, el único subacuático . Como bien he dicho la braza es subacuática es decir requiere realizar los movimientos correctos y con cierta técnica puesto que el agua opondrá una resistencia que nos relentizará si no los ejecutamos bien. Hay que estar muy pendiente de codos, manos y cabeza sobre todo.

Calentamiento

En exterior antes de entrar al agua se puede realizar con unas gomas enganchadas en una barandilla, el movimiento de la brazada, de esta manera calentaremos los hombros. Recordad que la goma sea bien elástica ya que cuanto más dura mucho más trabajo para los hombros y es un calentamiento.

En el calentamiento recordad trabajar las piernas puesto que el movimiento de braza no es natural y los aductores sufren especialmente. Para calentar, nos colocamos con las piernas separadas aproximadamente 1m y dejamos caer el peso del cuerpo sobre una de las piernas doblando dicha rodilla y de esta manera estirando la pierna contraria por la parte interior, se pueden hacer 5 x 20” con cada pierna alternando.

Braza con 2 o 3 patadas

  • ¿Qué se trabaja?: Este ejercicio es muy útil para trabajar tanto la patada de braza como el deslizamiento y la correcta posición hidrodinámica del cuerpo.

  • ¿Cómo se realiza?: La técnica es sencilla, se ejecuta una brazada con patada de braza y en vez de recoger los brazos para realizar la siguiente, nos quedamos con los brazos estirados, mano sobre mano y cabeza entre los brazos. Ejecutamos 1 o 2 brazadas más. De esta manera setiremos como el impulso de las piernas y una correcta postura corporal nos hacen avanzar bajo el agua.

Braza con patada mariposa

  • ¿Qué se trabaja?: La técnica de braza implica también el movimiento de la cadera ya que aunque no sea tan pronunciado como en la mariposa, nuestro cuerpo se ondula para sacar el cuerpo fuera del agua y lanzar los brazos hacia delante.

  • ¿Cómo se realiza?: La brazada es la de braza normal pero en la patada realizamos la de mariposa, con los dos pies juntos y ondulando las piernas. Vamos a acostumbrar al cuerpo a un movimiento más fluido de la cintura.

Remadas con pullboy

  • ¿Qué se trabaja?: En este ejercicio se busca trabajar el agarre del agua con las manos, es decir, el movimiento de las muñecas a la hora de impulsarnos nadando.

  • ¿Cómo se realiza?: Para este ejercicio nos colocaremos en posición horizontal con un pullboy entre las piernas ayudándolas a flotar estiradas. Con los brazos, codos doblados a 90º y todo el movimiento lo realizamos con las manos haciendo el símbolo de infinito, de esta manera trabajaremos la tracción con las manos.

También te puede interesar:

¿Y si mejoramos nuestra técnica de espalda?

¿Y si mejoramos nuestra técnica de espalda?

  
Resultado de imagen para nado de espalda tecnica
La técnica de espalda

Cuando comenzamos a nadar, lo que más nos preocupa durante nuestras primeras sesiones es aprender una buena técnica, coordinar el movimiento de brazos y respiración y realizar los máximos metros posibles. Después de que hayan pasado unos meses, creo que es un buen momento de que empecemos a centrarnos en la técnica de espalda. La característica principal de este estilo es que es el único que se nada sobre la espalda, por ello es el único que salvo en los virajes y salida, la cabeza no la mantendremos sumergida, ello no quita para que debamos seguir controlando la respiración.

Hoy les vamos a dar unos consejos para que, si ya te has atrevido con este estilo, vayas un paso más allá.Mejoramos la técnica de espalda

Uno de los detalles principales que tendremos que tener en cuenta en la técnica de espalda, es el rolido. El rolido consiste en el movimiento de izquierda a derecha sobre el eje longitudinal del cuerpo, gracias al cual ofrecemos menos resistencia y mejor avance. Uno de los ejercicios que os propongo para mejorar vuestro rolido a espalda es: con uno de los brazos pegado a la pierna realizar 6 patadas y con el otro brazo, cuando esté en ángulo recto con nuestra cabeza, intentar tocar con el hombro la oreja, de esta forma conseguiremos exagerar el rolido para acostumbrarnos a realizarlo.

Otro de los detalles importantes es que muchas veces no se llega a terminar bien la brazada, por lo que perdemos una parte importante del impulso, por ello os propongo un ejercicio, denominado “sin recobro”, de esta forma eliminamos la fase aérea del nado y nos centramos solo en el movimiento por debajo del agua y en la finalización de la brazada, les recomendamos usar el pulgar cuando realicen este ejercicio para pasarlo por el lateral del cuerpo en la parte final, es decir de la cadera a la pierna.

Consejo: muchas veces al nadar espalda y realizar virajes o salidas, es molesta el agua que nos entra en la nariz por lo que les recomiendamos usar una pinza para la nariz. 

También te puede interesar:

Como respirar adecuadamente en natación