Natación con el entrenamiento de pesas

Entrenamiento de pesas es una de las actividades más efectivas cuando queremos quemar grasa y conseguir mayor musculatura. Del mismo modo, por todos es conocido que uno de los deportes más completos para conseguir una preparación física óptima es la natación.

Por eso, un entrenamiento que aúna natación y pesas se trata de una de las actividades más completas que puedes hacer. A la hora de combinar deportes, es muy importante realizar los ejercicios correctamente para no lesionarnos y conseguir así los mejores resultados, por eso vamos a darte una guía que te permitirá disfrutar de un entrenamiento completo de natación y pesas cada semana.

La combinación de natación y entrenamiento de pesas nos va a ayudar a perder peso, ganar masa muscular y quemar muchas calorías y grasa. No te limites a las máquinas, o a las pesas, o a las clases dirigidas únicamente. Con la correcta combinación de varias modalidades se puede conseguir una preparación física óptima y diferentes resultados en función de lo que busquemos: ganar masa muscular, perder peso, definir, etc.

Consejos para alternar natación y musculación

Aunque la natación es una de las mejores actividades para el crecimiento muscular, por sí sola no es suficiente si quieres llegar a ciertos niveles de preparación. De hecho,  el entrenamiento con levantamiento de pesas se complementará muy bien con la natación. Trataremos de trabajar músculos involucrados en esta última, que son muchos. Aun así, evitaremos trabajar los bíceps y el pecho demasiado.

Además de tener siempre en cuenta la opinión de tu entrenador personal o monitor cualificado, te contamos más recomendaciones para combinar natación y musculación a continuación:

  • Lo mejor será que programes sesiones de natación días alternos a los que entrenes las pesas, de esta forma tendrás más energía para nadar, podrás trabajar más duro y quemar más calorías. Si lo que quieres es alternar ambos ejercicios en cada sesión, te recomendamos nadar después de las pesas.
  • Para tu información, el cardio se debe hacer después del entrenamiento con pesas, no antes. Esto se hace para tener más energía a la hora de levantar pesas y obtener tanto hormonas favorables como cambios en el pH de la sangre que te conducirán a una mayor pérdida de grasa. Así también será menor el riesgo de lesión.
  • Cuando nades, deberás combinar sesiones más largas y estables de brazadas fáciles, como la de pecho, con intervalos más duros y rápidos a mariposa o gateo. Este ejercicio cardiovascular con intervalos de alta intensidad es mucho más efectivo para perder grasa y mantener el músculo.
  • Ten en cuenta también que las pesas en el agua, y por separado los ejercicios de fuerza y la natación son dos de las actividades más exigentes en tu preparación física. Por ello, si tu plan de entrenamiento se desarrolla en este sentido, deberás tomar como mínimo un día de descanso a la semana para que no aparezca la fatiga.
  • No te olvides de realizar ejercicios de calentamiento para natación, con el objetivo de preparar tu cuerpo para el entrenamiento en la piscina. También es fundamental que aprendas la técnica para empezar a hacer pesas por tu cuenta en casa o en el gimnasio.

3 ejercicios para trabajar con pesas en el agua

Rido || Shutterstock

Además de los ejercicios para fortalecer los brazos y las piernas en el agua que te proponemos, puedes empezar a realizar esta sencilla rutina de pesas en el agua de forma suave y aumentando la intensidad poco a poco:

  • Agarra una pesa con las dos manos a la altura del pecho, con las escápulas hacia atrás y los brazos extendidos. Balancea de un lado a otro moviendo los hombros y el pecho y manteniendo los abdominales en tensión.
  • Coge una pesa con cada mano y ponlas en tu cadera por detrás. Levanta una y otra al tiempo que también levantas las rodillas. De esta forma trabajarás sobre todo los tríceps.
  • Con un par de pesas, una en cada mano, levántalas para trabajar el bíceps. La resistencia del agua le hará trabajar más duro en ambas direcciones, especialmente si utilizas pesas especiales para la piscina.

Ahora ya cuentas con varias ideas para disfrutar del mejor entrenamiento de natación y pesas. Tanto por separado como introduciéndolas en un entrenamiento conjunto de fuerza en el agua, se trata de ejercicio de alta intensidad, y cuyos resultados se apreciarán desde las primeras semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *