Los mejores ejercicios de natación para perder peso

La natación es un deporte aeróbico completo, intenso, y además de bajo impacto por la acción amortiguadora del agua. Nadando puedes quemar un montón de calorías. Toma nota de estos ejercicios de natación con los que perderás peso casi sin darte cuenta.

Entrenar nadando es una excelente opción para eliminar grasas, tonificar el conjunto de la musculatura y sentirte en plena forma. Brazos, piernas, y tronco… coordinar los movimientos para que tus músculos trabajen juntos en el agua es el secreto de este deporte que puede practicar cualquier persona adaptado su intensidad a la propia condición física.

Nadar implica hacer un ejercicio cardiovascular que aumenta la capacidad pulmonar, la fuerza y también la resistencia. Si quieres adelgazar nadando, combina distintos estilos, alterna distintos ritmos de brazadas e intercala algún ejercicio que haga el entrenamiento más divertido. Por supuesto controla al máximo tu respiración y respeta los tiempos de descanso.

Rutinas de entrenamiento para bajar de peso nadando

Una hora de natación puede suponer un gasto calórico que alcance o supere las 400 calorías. Todo depende de la forma de nadar y del esfuerzo y la intensidad que apliques en cada sesión. Si tu objetivo es hacer natación para adelgazar de forma saludable y eliminar algunos kilos nadando, prueba alguna de estas tres propuestas de entrenamiento:

  • Nadar 200 metros

Adáptate primero al medio acuático nadando unas brazadas, haciendo estiramientos acuáticos o incluso corriendo en el agua y elevando las rodillas bajo el agua. Seguidamente, inicia la rutina nadando 50 metros a crol a ritmo suave. Descansa solo unos segundos y haz dos largos (50 metros + 50 metros) a espalda. Finalmente, recorre los últimos 50 metros a crol intenso, siempre dentro de tus posibilidades. Recupérate nadando unos minutos a braza. Este último intervalo de alta intensidad a crol hará que tu cuerpo continúe quemando calorías una vez fuera del agua y que, de esta manera, pierdas peso nadando. Si estás en buena forma, puedes repetir la rutina una segunda vez.

  • Nadar 400 metros

Calienta unos minutos en estilo libre y comienza haciendo 100 metros de crol a intensidad suave. Descansa 15 segundos y haz otros 100 a braza lateral, es decir, avanzando al mismo tiempo hacia adelante y en diagonal. Descansa nuevamente, siempre atenta a controlar la respiración y continúa haciendo 50 metros a espalda y 50 a mariposa (si te cuesta demasiado haz 100 solo a espalda). Recupérate y termina la rutina con los últimos 100 metros a crol a intensidad media.

  • Nadar 400 metros con intensidad progresiva

Una vez preparada, haz dos primeras series de 50 metros cada una a crol rápido, descansando 15 segundos entre ellas. Ve a por los siguientes 100 metros, esta vez haciendo una serie con 50 metros a crol y 50 a espalda. Descansa. Tocan los terceros 100 metros, pero ahora serán 50 a crol y 50 a braza. Para terminar, en los últimos 100 combina los cuatro estilos de natación (crol, espalda, braza y mariposa), 25 metros con cada uno y a ritmo medio descansando 10 segundos entre ellos. Adelgazarás nadando y obtendrás una forma física envidiable.

Más trucos para perder más peso con la natación

Para que tu objetivo de adelgazar nadando se cumpla, tendrás que practicar este deporte al menos dos veces en semana, siempre respetando los necesarios días de recuperación y descanso. No dudes en consultar a un entrenador personal de natación o monitor cualificado para que te ayude a perder peso nadando de forma progresiva:

  • Cuando nades procura mantener un ritmo constate y una intensidad que te resulte cómoda, así siempre podrás aumentarla, en un momento dado, para realizar un intervalo HIT en tu entreno.
  • Es importante que tu ritmo de frecuencia cardiaca no supere el 60% – 80% de su capacidad total (siempre atendiendo a tu condición física).
  • Por último, recuerda descansar unos segundos entre largos o series pero no un tiempo excesivo para que el ejercicio consiga el objetivo deseado de eliminar grasas.

Perder peso practicando natación es sencillo y saludable, así que sabes ¡gafas, bañador y al agua!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *