Ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma

Hay una serie de ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma a la vez que cuidan de tu salud e incluso te permiten bajar de peso.

¿Quieres ponerte en forma practicando natación, pero no sabes por dónde empezar? Hoy descubrirás 4 ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma mientras realizas una actividad muy completa y divertida.

La natación es un ejercicio muy recomendado, ya que ayuda a ejercitar todos los músculos del cuerpo. Además, podemos practicarlo no sólo en la piscina de un gimnasio, sino también en la playa o en algún río si estamos en verano y deseamos disfrutar de estos lugares.

Ejercicios de natación

1. El crol

Ejercicios de natación para estar en forma crol

El crol es el primero de los ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma. Además, es el primero que se suele enseñar en todas las escuelas o gimnasios donde se instruye a las personas que no saben nadar.

La manera de llevar a cabo este estilo de natación es alternar los brazos, estirando hacia delante primero uno y, después, el otro. Al mismo tiempo, llevaremos nuestra cabeza hacia el brazo contrario al que estamos estirando para poder respirar.

Es un ejercicio que permite un avance rápido y es el que la mayoría de las personas suelen poner en práctica cuando nadan.

Si no lo dominas, es importante que intentes llevar a cabo este ejercicio en un lugar en el que hagas pie hasta que estés seguro de que puedes realizarlo correctamente.

2. La braza

Para llevar a cabo este ejercicio se mueven los brazos y las piernas de manera simultánea. Los brazos se estirarán hacia adelante y volverán hacia atrás haciendo un círculo. De la misma manera se hará con las piernas.

El movimiento nos permitirá elevar el pecho y sacar la cabeza para poder respirar sin prisas.

Muchas personas, realizan este ejercicio de una manera mucho más suave; es lo que algunos denominan «la rana». No obstante, tan sólo es una variante más relajada.

3. La mariposa

Estilo mariposa ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma

La mariposa es otro de los ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma y es el más moderno, si lo comparamos con los anteriores.

Este estilo es adecuado para personas que controlen los estilos de nado ya mencionados, ya que se requiere fuerza y coordinación.

Los movimientos son similares a los del crol. No obstante, en esta ocasión no vamos a alternar el movimiento, sino que haremos el mismo con ambos brazos.

Sin embargo, el cuerpo va a hacer una especie de «S» durante la realización del estilo mariposa. Esto ayudará a poder elevar un poco el cuerpo para poder realizar las inspiraciones pertinentes.

4. Espalda

Este último de los ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma se realiza, tal y como su nombre indica, de espaldas. Es una modalidad bastante tranquila en la que nos ayudamos de los brazos para avanzar, al mismo tiempo que nuestro cuerpo se mantiene a flote.

Muchas personas denominan a este ejercicio el «crol de espalda» ya que los brazos se moverán estirados hacia atrás de manera alterna. Las piernas tampoco se quedarán quietas, sino que se darán una serie de patadas continuadas, como en el estilo de crol.

Este ejercicio es muy cómodo, no hay que preocuparse por aguantar la respiración, ya que permaneceremos con la cabeza siempre fuera del agua y lo podemos realizar sin prisas. Al igual que los demás, es ideal para ponerse en forma.

Todos estos ejercicios de natación son ideales para fortalecer los brazos, la espalda y las piernas. Llevarlos a cabo será muy positivo para no acostumbrarnos a la vida sedentaria.

Muchas veces, cuando tenemos vacaciones y viajamos a otros lugares, nos olvidamos de nuestra rutina diaria de ejercicios.

Por este motivo, la natación puede convertirse en una gran aliada para aprovechar cualquier momento en el que estemos disfrutando de unos días en la playa, por ejemplo, para ejercitarnos.

¿Sueles practicar natación? ¿Qué estilos de nado dominas? Te animamos a que los pruebes todos y a que intentes, si no es dominarlos, llegar a saber realizar cada uno de ellos.

Practicar la natación, beneficiosa pero mejor con seguridad

Al hablar de natación hacemos referencia tanto a la piscina como al mar, ya que en ambos ámbitos podemos presentar problemas si no tenemos suficiente cuidado

¿Quieres animarte a practicar la natación? esta disciplina es quizás el ejercicio más completo y placentero, pero su práctica conlleva ciertos riesgos. El oleaje, las corrientes, la profundidad y la falta de oxígeno son factores que pueden perjudicarnos en un ambiente que no es de nuestro entero dominio: el acuático.

En el año 2016 murieron al menos 437 personas por ahogamiento tan solo en España. Hablamos de una estadística de mortalidad bastante alta que afecta a niños y adultos casi por igual. Sin embargo, la idea no es privarnos de la natación, sino crear las condiciones de seguridad adecuadas para poder disfrutarla.

Consejos para practicar la natación con seguridad

Como ya lo mencionamos, no se trata de privarnos de los beneficios de este deporte. Más bien, es aprender a tomar las medidas correctas para no tener que pasar sustos o emergencias. En el siguiente espacio compartimos una serie de consejos para tener en cuenta.

Bañarnos solos no es recomendable

Muchos accidentes acuáticos culminan en ahogamiento porque las víctimas no cuentan con apoyo durante la emergencia. Un brazo que nos sostenga, o la llegada de auxilio a tiempo, hará que todo quede en un simple susto.

Por eso, lo recomendable es hacer grupos de, al menos, tres personas para practicar la natación en la playa. Esto es prioridad cuando se trata de niños, adultos pesados y personas que no dominan las técnicas de la natación.

Vigilancia activa de los niños

Vigilancia activa de los niños

Lo correcto es que los padres y demás familiares entren al agua cuando lo hagan los niños de la casa. De no ser así, será fundamental mantener una vigilancia ocular activa y constante para actuar en caso de cualquier emergencia.

Además, siempre es necesario establecer ciertos límites a los más pequeños y llamarlos para impedir que la marea los arrastre hacia el fondo.

Cuidado con las profundidades

En lo profundo del mar, las olas son más elevadas y las corrientes marinas ocurren con mayor frecuencia. Esto, por supuesto, aumenta de manera considerable los accidentes. Por eso, lo mejor es establecer límites para disfrutar este tipo de entornos.

La natación después de comer

Aprender a nadar

No hay pruebas científicas contundentes que relacionen practicar la natación en plena digestión con la ocurrencia de emergencias médicas. Sin embargo, hay casos de personas que tienden a sufrir complicaciones internas cuando realizan actividades físicas minutos después de consumir alguna comida.

Aprender a nadar

Se tiene la idea de que gran parte de los accidentes acuáticos ocurren porque sus víctimas no saben nadar. A ciencia cierta, no dominar la técnica adecuada nos dará menor capacidad de respuesta y maniobra durante un siniestro.

Ir a grandes profundidades y no saber nadar significa entrar a un ambiente que no dominamos y en el cual tenemos menor oportunidad de sobrevivir. Lo aconsejable es asistir a clases y avanzar poco a poco mientras aprendemos a bracear.

Medir el terreno

Uso de flotadores

Hay nadadores que entran a ríos y playas sin ir sopesando el terreno con la debida prudencia. Realmente, la temeridad en mares y océanos es una de las peores decisiones que podemos tomar, incluso si dominamos la técnica de la natación.

Lo mejor es ir tocando el fondo poco a poco para conocer el nivel de profundidad y lo que viene a continuación. Tener esta actitud nos permitirá detectar algunas corrientes marinas y detenernos para apreciar lo lejos que estamos de la orilla.

Uso de flotadores

Los flotadores o “manguitos” ayudan a flotar sin necesidad de ejercer fuerza física alguna. Su función es mantenernos por encima del agua y disminuir el riesgo de ahogamiento involuntario.

Sabemos que los niños deben utilizarlos incluso si saben nadar con pericia. No obstante, ancianos y personas con discapacidades temporales deberían utilizarlos también, para evitar riesgos innecesarios.

Cuidado con aguantar el aire

Natación

Sumergirse por completo y ver el fondo del entorno acuático mientras aguantamos la respiración puede ser atractivo, divertido y toda una experiencia para jóvenes y adultos. Lo importante es no hacerlo por tiempos prolongados ni a grandes profundidades.

Un simple error podría hacernos tragar agua y bloquear las vías respiratorias por completo. Las probabilidades de que algo salga mal son considerables, sobre todo si se trata de un menor de edad.

Cuidado con la parte profunda de la piscina

Aunque no lo parezca, todavía hay personas que se ahogan dentro de una piscina. Dos minutos pueden ser suficiente para que los pulmones de un niño se colapsen por la entrada no controlada de agua.

Por este motivo los padres deben asegurarse de que sus hijos no pasen sin vigilancia hacia el tramo más profundo de las piscinas.  Si no podemos ver el fondo desde el exterior habrá razones para alarmarnos.

No obstante, si tenemos en cuentas estas medidas podremos practicar la natación y disfrutar de los entornos acuáticos sin mayor problema.

Cómo llevar una respiración correcta al nadar

Aprender a tener una buena respiración al nadar permite tener un mejor rendimiento durante los ejercicios de natación. Además, previene la sensación de fatiga y algunas tensiones musculares.

Mantener una respiración correcta al nadar es una de las claves para mejorar el rendimiento y prevenir esa incómoda sensación de fatiga dentro del agua. Aunque al principio es un poco tedioso llevar una buena coordinación al respirar, es posible dominarlo con práctica.

El problema es que no todos le dedican tiempo a las técnicas de respiración y pasan por alto esos errores que aceleran el cansancio. Además, algunos se acostumbran a contener el aire por largos tramos, ignorando que dicha acción rebaja el ritmo cardíaco. Por fortuna, los consejos para tener una respiración correcta al nadar no son nada del otro mundo. ¿Te interesa aprenderlos?

Consejos para mantener una respiración correcta al nadar

A la hora de practicar natación es importante tener unos pulmones bien preparados. Sin embargo, la técnica para llevar una respiración correcta al nadar puede variar según el tipo de nado. En general, el objetivo de dominarlo es optimizar el rendimiento de los ejercicios, ya que una respiración suave y relajada permite ahorrar valiosa energía.

Respiración bilateral en crol

respiración correcta al nadar

La clave para llevar una respiración correcta al nadar en crol es hacerlo de forma bilateral. Esta técnica requiere que el nadador cambie el lado por el que respira tras cada ciclo completo de brazada. Su alternancia puede darse cada 3 o 5 brazadas.

Beneficios

  • Disminuye la tensión sobre la zona de los hombros.
  • Mejora el equilibrio y la alineación corporal.
  • Contribuye a un mayor ahorro de energía.
  • Mejora la capacidad de ubicación y ayuda controlar la visión en ambos lados.

Respiración frontal para estilo mariposa

En el estilo mariposa es más fácil respirar. Para hacerlo de forma correcta, el nadador debe respirar al frente, manteniendo la cabeza lo más alto posible. Es decir, toma aire al sacar la cabeza y lo expulsa cuando la vuelve a introducir al agua.

respiración correcta al nadar

Una de las variantes que se está utilizando actualmente es el hecho de respirar cada dos ciclos de brazos. Esto se denomina “frecuencia de respiración 2 y 1” y se utiliza para lograr un mejor rendimiento.

Respiración en el estilo espalda

Muchos se sienten cómodos al nadar en el estilo espalda, ya que la respiración es mucho más sencilla que en las demás modalidades. No obstante, no es aconsejable confiarse, pues el nadador puede perder el control de la postura y tragar agua.

Para que no haya ningún inconveniente es primordial vigilar los ritmos y la coordinación, tratando de inspirar el aire antes que el brazo cruce la vertical de la cabeza. Un error habitual consiste en tomar y solar aire de manera continua, sin considerar el movimiento propio del cuerpo al nadar.

Respiración a la inversa

En la natación la respiración se realiza al contrario. El aire se toma por la boca y se expulsa por la nariz. Este consejo es elemental para tener una respiración correcta al nadar, ya que ayuda a que sea más eficiente. La expulsión del aire por la nariz permite una respiración más controlada, dado que no se suelta todo el oxígeno de golpe. Por lo tanto, este permanece más tiempo en los pulmones y evita esa sensación de ahogo.

Beneficios de nadar para la salud

Además de ser beneficioso para nuestra musculatura y articulaciones y darnos mayor flexibilidad, la natación también mejora la coordinación y favorece nuestra capacidad motriz.

Sin lugar a duda, los beneficios de nadar para la salud son múltiples. Esto se debe a que la natación implica, principalmente, el uso de las extremidades corporales, lo que tiene consecuencias positivas.

Al nadar se mueven de forma coordinada todos los grupos musculares, además de que se mejora la resistencia. Hoy descubriremos algunos beneficios de nadar para la salud que, seguro, te interesará conocer.

Beneficios de nadar para la salud

Como bien señala el artículo Promoción de estilos de vida saludables y prevención de enfermedades crónicas en el adulto mayor nada puede mejorar la calidad de vida.

A continuación, descubriremos por qué esto es así y los beneficios que no solo reporta a las personas de mayor edad, sino también a los más jóvenes. Hacer ejercicio, al menos 30 minutos al día, debería de ser un hábito diario.

1. Retrasa el proceso de envejecimiento

El primero de los beneficios de nadar es que ayuda a retrasar el envejecimiento. Esto no quiere decir que no lo hagamos, sino que evitará que todos los problemas asociados a él tarden tiempo en aparecer.

La natación nos ayudará a sentirnos jóvenes durante más tiempo evitando que los problemas de movilidad, flexibilidad y de huesos se manifiesten antes de tiempo.

Personas mayores nadando

2. Ayuda a aumentar nuestra capacidad motriz

Gracias al tipo de actividad que se tiene que realizar cuando se nada, nuestro cuerpo está más alerta. Esto hace que nuestra capacidad motriz aumente.

Como sabemos, nadar implica coordinar nuestras extremidades y respiración. Asimismo, nadar nos ayuda a tener un mejor equilibrio y tener un tiempo de reacción más eficiente y rápido.

3. Mejora la memoria

Otro de los beneficios de nadar es que mejora nuestra memoria. Esto se debe a los ejercicios de respiración que se ponen en práctica al nadar, los cuales ayudan a oxigenar el cerebro.

Además, la coordinación motriz favorece a que nuestro cerebro tenga que crear nuevos lazos neuronales.

4. Quema un mayor número de calorías

Al ser un ejercicio sumamente completo, nadar es una de las mejores opciones para quemar mayores cantidades de calorías. Por supuesto, esto se debe a que el agua provoca que nuestras extremidades tengan que hacer un mayor esfuerzo para moverse.

Esto se traduce en que nuestros músculos trabajan de cinco a seis veces más que cuando corremos, por ejemplo. Nadar nos permite quemar en una hora hasta 600 calorías, algo que es ¡fantástico!

5. Hace nuestro cuerpo más resistente

El quinto de los beneficios de nadar es que hace más resistente a nuestro cuerpo porque, por una parte, nos ayuda a desarrollar una capacidad pulmonar mucho mayor, adquiriendo una mayor capacidad de resistencia anaeróbica.

Por otra parte, la natación tiene incidencia en el fortalecimiento de nuestros huesos, por lo que nuestro cuerpo en general es mucho más fuerte.

6. Da mayor flexibilidad

Descubre los beneficios de nadar.

Otro beneficio muy importante que nos proporciona el nadar es la elasticidad y flexibilidad de nuestro cuerpo.

Gracias a que utilizamos las extremidades para practicarlo, nadar nos permite tener mayor movilidad, ejercitando las articulaciones. Como resultado de ello adquirimos mayor flexibilidad, elevando a su vez nuestro rango de movimiento.

7. Favorece el buen funcionamiento del sistema cardiorrespiratorio

Cuando nadamos necesitamos realizar ejercicios de respiración, los cuales tienen un efecto positivo en nuestro cuerpo.

Principalmente, esto provoca una mayor capacidad pulmonar y que nuestro cerebro se oxigene por lo que ayuda a que nuestro sistema cardiorrespiratorio funcione adecuadamente.

Descubre: Los pulmones y sus características

8. Elimina dolores de espalda

En la actualidad, muchos especialistas recomiendan la hidroterapia para curar ciertos padecimientos, sobre todo los dolores musculares.

Una de las zonas más beneficiadas al respecto es la espalda: nadar constantemente puede disminuir o curar dolores de espalda y aumentar su flexibilidad.

Asimismo, nadar también se utiliza en terapias para personas con problemas motrices. Los beneficios de nadar hacen que muestren avances en poco tiempo.

9. Mejora la circulación

Nadar también tiene beneficios para el sistema circulatorio. Cuando nadamos, cada órgano de nuestro cuerpo recibe un ligero masaje, lo que activa la sangre y nos hace sentir mejor.

Por lo tanto, la natación es un ejercicio perfecto para aquellas personas que sufren de problemas circulatorios como varices.

En este sentido, nadar tiene efectos rápidos en nuestras extremidades inferiores, permitiéndonos incluso ser más ágiles y tonificar esa parte de nuestro cuerpo.

10. Relaja

Finalmente, nadar es una actividad o ejercicio relajante. Cuando nadamos, nuestros músculos realizan un gran esfuerzo, por lo que se tensan.

Al final, este proceso provoca que los mismos músculos se relajen y descansen, dándonos una sensación de ligereza y bienestar. Pero nuestros músculos no son los únicos beneficiados.

Los beneficios de nadar, como hemos visto, son numerosos. Si queremos aprovecharnos de ellos, empecemos a practicar esta divertida actividad. Nadar es uno de los ejercicios más completos que podremos realizar.

Beneficios de nadar para el cerebro

Hay una característica que la mayoría de los nadadores poseen que no podemos apreciar de un vistazo: la salud del cerebro.

La natación aporta beneficios extra para el cerebro

Como bien se sabe, el agua es vital para la supervivencia humana, pero no solo su consumo es el causante de todos los beneficios que nos aporta. Y es que la natación es un complemento fundamental para desencadenar tanto mejoras físicas como mentales.

Esta práctica siempre ha formado parte de nuestra historia, pues alejada de la actividad deportiva, el dominio del agua ha sido el gran reto perseguido por las antiguas civilizaciones. Por ejemplo, en Grecia y Roma la natación formaba parte del entrenamiento militar y además, concedía una distinción social entre el resto de la población. Para los egipcios, la natación era parte de la educación. De hecho, estos reflejaron la importancia sobre el conocimiento de las propiedades terapéuticas del agua en sus milenarios jeroglíficos.

Sin embargo, todo esto cambió cuando, durante la Edad Media, en Europa se extendió el pensamiento de que el agua era el principal portador de enfermedadesy que, incluso la mera introducción en ella, podría transmitir epidemias.

No fue hasta finales del siglo XVIII cuando se instituyó como un deporte de competición. La primera organización de este tipo nació en Gran Bretaña en 1837 bajo el nombre de la National Swimming Society. A partir de este momento, se crearon diferentes agrupaciones, como por ejemplo, la Metropolitan Swimming Clubs Association, que posteriormente se conocería como la Amateur Swimming Association (ASA). En 1908, con una representación de 8 federaciones de distintas nacionalidades, se fundó Federación Internacional de Natación (FINA). Su trabajo consistió básicamente en la regularización de este deporte y en la organización periódica de eventos y competiciones que a día de hoy siguen vigentes.

Desde entonces, la natación ha crecido como deporte profesional, así como actividad para una vida saludable. Los beneficios físicos de la natación son evidentes en atletas, lo que llamamos “cuerpo de nadador”. Sin embargo, hay una característica que la mayoría de los nadadores (tanto profesionales como amateurs) poseen y no podemos apreciar de un simple vistazo: la salud del cerebro. En esta galería, repasamos los más destacados.VER 12 FOTOSSarah Romero y María Moya

La natación repara las neuronas dañadas

 No es ninguna sorpresa que el ejercicio aeróbico no solo es bueno para el corazón, sino también para el cerebro, pues mejora la función cerebral y también ayuda a reparar las neuronas dañadas. 

Beneficios extra

Beneficios extra

 Pero la natación, concretamente, puede proporcionar beneficios cerebrales adicionales a nivel molecular y de comportamiento, afectando a los neurotransmisores que influyen sobre el estado de ánimo y las hormonas reductoras del estrés. Te revelamos cada una de estas propiedades con un estudio científico. 

Nadar mejora la función cognitiva

Nadar mejora la función cognitiva

Uno de los beneficios de la natación es que aumenta el flujo sanguíneo, lo que a su vez puede ayudar a mejorar la memoria, el estado de ánimo, la claridad mental y el enfoque. 

Nadar

Demostración

Un estudio de 2014 descubrió que la inmersión en una piscina aumentaba el flujo de sangre al cerebro, pues cuando los participantes se sumergieron en el agua hasta la altura del corazón, su flujo sanguíneo cerebral fue mayor en comparación con los participantes que no se habían metido en la piscina. El flujo de sangre a las arterias cerebrales centrales aumentó en un 14%, mientras que el flujo sanguíneo a sus arterias cerebrales posteriores aumentó un 9%.

Nadar mejora el estado de ánimo

Nadar mejora el estado de ánimo

 La natación y otros ejercicios similares liberan factores neurotróficos o neurotrofinas en el cerebro, endorfinas, que se cree que son útiles para controlar el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo. La actividad física y el ejercicio pueden ayudar con el alivio de la tensión, e incluso contrarrestar algunos síntomas depresivos. Así, la natación ayuda a estimular la producción de sustancias químicas cerebrales que elevan el estado de ánimo.

Nadar

Demostración

Como ejemplo, un estudio de 2007 halló que la natación activa tenía un efecto antidepresivo en ratas deprimidas. En el experimento, los roedores realizaron una prueba de natación para determinar la cantidad de tiempo que pasaban inmóviles en el agua y el tiempo que pasaban nadando activamente. Las ratas perezosas pasaban mucho más tiempo en natación activa en comparación con las ratas deprimidas pero estas eran menos propensas a presentar síntomas depresivos después de 30 días.

Nadar mejora la memoriahipocampo

Nadar mejora la memoria

La natación promueve nuevas neuronas en el hipocampo para una mejor memoria. Así, el daño cerebral por estrés también se puede revertir con la natación a través de la neurogénesis del hipocampo o la sustitución de las neuronas perdidas. 

Nadar

Demostración

En el mismo estudio de 2007 con roedores, los investigadores descubrieron que el número de neuronas en la región del hipocampo del cerebro, implicadas en el aprendizaje y la memoria, aumentó dramáticamente en las ratas deprimidas. Estudios anteriores ya habían concluido que el hipocampo se contrae en las personas deprimidas, lo que explicaría los problemas de salud mental asociados a menudo a la depresión.

Nadar mejora el aprendizaje

Nadar mejora el aprendizaje

La natación mejora las habilidades motoras gruesas (que surgen directamente de los reflejos) y visuales que conducen a una mejora en el aprendizaje. Y es que los movimientos bilaterales de patrones cruzados en la natación ayudan con el desarrollo de las fibras nerviosas en el cuerpo calloso, que conectan los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y facilitan la comunicación entre los dos. La natación activa simultáneamente los dos hemisferios cerebrales y los cuatro lóbulos del cerebro, lo que puede conducir a una mayor cognición y aprendizaje.

Nadar

Demostración

Un estudio de 2012 encontró que los niños que aprenden a nadar a una edad temprana alcanzan más hitos de desarrollo antes que los que no saben nada. Estos hitos incluyeron habilidades como la coordinación y habilidades visuales-motoras tales como cortar papel, colorear y dibujar líneas y formas, y muchas tareas matemáticamente relacionadas.

Rehabilitación

Terapia rápida y eficaz

La natación además, se ha empleado en numerosas ocasiones como método de rehabilitación de las enfermedades cerebro-vasculares. Según las investigaciones, la mejora del paciente es más eficaz y rápida.

Terapia

Demostración

En 2017 se publicó un estudio de la Universidad de Guantánamo que se centró en la rehabilitación de pacientes afectados por trombosis cerebral. Tras una serie de actividades en diferentes fases, se comprobó la efectividad del sistema de ejercicios en agua mediante técnicas de la natación.

Nadar suavemente reduce el dolor de espalda y evita caídas

Nadar con suavidad, y de forma no competitiva, puede disminuir el dolor crónico de espalda, y el grado de discapacidad de las personas con lumbalgia, según la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina 

Nadar es muy saludable y alivia los dolores de espalda
Nadar es muy saludable

La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) señala que nadar con suavidad, y de forma no competitiva, puede disminuir el dolor crónico de espalda, y reducir el grado de discapacidad de las personas con lumbalgia. La práctica de la natación, además, mejora la calidad de vida de los afectados por este trastorno.

De hecho, un estudio realizado en Taiwán, y publicado en Archives of Gerontology and Geriatrics, revela que la natación es muy beneficiosa para las personas mayores. Una de las razones por las que la práctica moderada de la natación es buena para las personas de edad más avanzada es porque, se trata de un ejercicio que ayuda a que mejoren significativamente la coordinación y el equilibrio, lo que muestra su capacidad para prevenir caídas, frecuentes y peligrosas en este sector de la población, tal y como indica la doctora Francisca Carrión Pérez, miembro de SERMEF.

Y no sólo es beneficiosa para la tercera edad, ya que también está demostrado que la natación  es el único deporte que desempeña una función de carácter preventivo en la aparición del dolor de espalda en los niños y alivia a los que ya lo padecen, añade la doctora Carrión. Incluso en pacientes con fibromialgia ha conseguido que se produzca un alivio de todos los síntomas de la enfermedad.

Recuperar lesiones

Nuestra estancia en la playa puede aprovecharse para nadar y mejorar nuestros problemas de espalda, pero también para recuperarnos de otras lesiones como, por ejemplo, un esguince de tobillo. Y es que el simple hecho de pasear por la playa y caminar sobre la arena, al obligar al pie a adaptarse a terrenos diversos y situaciones de desequilibrio, hace que la articulación se coloque correctamente y favorece a las personas que tienen lesiones de tobillo. La experta explica que se trata de una actividad que sirve para reeducar la propiocepción, y facilita la rehabilitación de un esguince de tobillo en su etapa final.

Sin embargo, la doctora Carrión advierte que siempre es necesario consultar a un especialista, por ser el más indicado para recomendar la terapia más apropiada para conseguir los objetivos deseados en cada paciente.

Empápate de salud

Natación: empápate de saludLa natación ha ido ganando adeptos en los últimos años, no sólo por sus beneficios para la salud, sino también porque es una de las prácticas deportivas que mejor se adapta a las cualidades de cada persona y edad.Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios de la natación

Beneficios de la natación
La natación es uno de los deportes con más beneficios para la salud.

No hay duda de que la natación ha ido ganando adeptos en los últimos años, y no sólo por sus beneficios para la salud, sino también porque es una de las prácticas deportivas que mejor se adapta a las cualidades de cada persona y está indicada para cualquier edad. Desde cursos de iniciación para bebés, hasta gimnasia acuática para personas mayores, pasando por ejercicios de preparación al parto para embarazadas o terapias en el agua para discapacitados intelectuales, la natación es un deporte que no tiene edad ni barreras para su práctica.

Beneficios de la natación para la salud

Crol, braza, mariposa o espalda. Cuatro estilos que se adaptan a cada tipo de persona y sus necesidades. Los beneficios comunes de la natación pasan desde el aumento de la resistencia cardiorrespiratoria hasta la rebaja de la frecuencia cardiaca y la consecuente estimulación de la circulación sanguínea. El crol el estilo que más ayuda a aumentar nuestra capacidad pulmonar, ya que al exigirnos una mayor deuda de oxígeno se incrementa la producción de glóbulos rojos en nuestro organismo, lo que favorece la circulación del oxígeno en nuestra sangre y limpia nuestros pulmones.

Por otro lado, hacer unos cuantos largos al día también ayuda a mejorar el estado de ánimo, ya que contribuye a reducir el estrés.

Además, nadar exige que nuestro cuerpo utilice más de dos tercios de los músculos que tiene el cuerpo humano: los tonifica, los fortalece e, incluso, ayuda a prevenir las lesiones de las articulaciones que se producen con la edad. Para ello, claro, debemos nadar un mínimo de 20 minutos.

Con la natación, los niños aprenden, de forma natural, a adoptar una postura corporal correcta. Además, contribuye al desarrollo psicomotor, por lo que también es un deporte especialmente indicado para personas mayores o que padecen algún tipo de enfermedad degenerativa de las vías motoras.

Y en cuanto a la eterna duda de si nadar es recomendable o no para aquellas personas que sufren problemas de espalda, podemos responder que es aconsejable, siempre y cuando lo hagas a crol o espalda. Los estilos de braza y mariposa no son indicados para dolores de espalda, siendo especialmente negativos si padeces dolores lumbares.

Consejos para tener más confianza en traje de baño

No permitas que los complejos te impidan disfrutar de la natación. Destierra cualquier inseguridad y deja que te miren mientras luces tu traje de baño con nuestros  mejores consejos.

A todos pueden asaltarnos complejos sobre nuestra figura. El miedo a que la prenda nos siente mal y que el traje de baño no se ajuste a nosotros existe. Ese corto paseo que hacemos por los vestuarios hasta la piscina puede parecernos muy largo cuando vamos en traje de baño. Ya sea porque tenemos una figura con curvas o porque seamos un delgados o porque nuestra espalda sea un poco más ancha de lo normal o que lo sean nuestras caderas, o por cualquier otro aspecto de nuestra silueta… Es el momento de cambiar esa sensación y recuperar nuestro tiempo de disfrute personal en la piscina. Por eso debes saber que hay un traje de baño adecuado para ti y tu constitución física.  Y lo puedes encontrar aquí mismo, en Speedo. 

Sigue  nuestros consejos para vestir tu traje de baño con confianza.

Menos es más

Hubo un tiempo en que el bikini fue considerado el rey del baño y los bañadores de una pieza eran considerados de uso casi exclusivo del atleta profesional. Pero hoy en día eso ha cambiado, algunas de las mujeres más bellas del mundo eligen lucir el traje de baño de una sola pieza, lo que demuestra que no es necesario enseñar todo tu cuerpo para sentirte bien y verte bien en el agua. Algunos trajes de baño resaltan más la espalda y algo menos la zona abdominal, otros muestran un poco más el muslo o el escote. La clave es elegir un traje que mejor se adapta a tu cuerpo y muestra toda tu belleza sin hacerte sentir incómoda.

El equilibrio es la clave

Los compradores inteligentes de trajes de baño saben que el equilibrio es la clave para crear una silueta favorecedora. Por esta razón los diseñadores de trajes de baño de Speedo Sculpture utilizan diseños originales que combinan  colores, estampados y telas para crear la perfecta  proporción entre la parte superior e inferior de tu figura. ¿Necesitas equilibrar las caderas? Un estilo Halterneck (sin espalda ni mangas)  ayuda a que los hombros parezcan más amplios. ¿Busto voluminoso? Un escote en V ayuda a que tu busto se vea más estrecho. Si quieres consultar más consejos de nuestros expertos para encontrar  el bañador adecuado para su figura, lee nuestro  artículo “Encontrar el traje de baño adecuado para su realzar su figura”.

Siéntete cómoda, siéntete segura

No hay nada más incómodo que llevar en la piscina un bañador que no se ajuste a tu cuerpo. Pero tranquila, nuestros  trajes de baño para mujeres se elaboran con tejidos suaves y elásticos y han sido diseñados para que se ajusten perfectamente a los hombros y estilicen tu espalda. Con los trajes de baño Speedo te sentirás siempre segura, ya sea cuando estés nadando en la piscina, recogiendo a los niños durante las clases, o practicando algún deporte en la playa. Resultado: disfrutarás de tu tiempo en el agua sin ninguna inseguridad.

Cómo quemar más calorías en la piscina (sin nadar durante más tiempo)

¿Quieres aprovechar al máximo tu tiempo en la piscina y quemar más calorías? Acelera tu entrenamiento con nuestros consejos de expertos.

Uno de los principales beneficios para la salud y el bienestar de una hora de natación a ritmo moderado es que se quema la nada despreciable cifra de 500 calorías. ¿Quieres que sean aún más? Te contamos cómo hacerlo. Sigue estos breves consejos durante tu entrenamiento y quemarás más calorías sin tener que pasar más tiempo en la piscina.

Cambia de estilos y quema hasta 700 calorías por hora

Al igual que pasa en todos los deportes, la duración de las sesiones y la cantidad de esfuerzo realizado ayuda a determinar cuántas calorías quemamos. Sin embargo, al cambiar de estilo de natación puedes quemas hasta 200 calorías más en cada sesión. ¿Cuáles son los estilos más eficaces para quemar calorías? Mariposa y braza. Y es que se necesita el esfuerzo de todo el cuerpo para realizarlas. Practica una hora de cualquiera de estos dos estilos y ¡puedes quemar la friolera de 700 calorías!

Prueba algo diferente en la piscina

Si quieres algo diferente que no sea hacer largos en la piscina, algunos ejercicios simples como el aqua running o el jogging (que son más duros en la piscina debido a que el agua proporciona mayor resistencia) son una gran manera de quemar calorías. De hecho, un trote moderado dentro del agua puede quemar alrededor de 550 calorías por hora y hace funcionar a todos los músculos de las piernas.

Si te da vergüenza hacerlo sólo, únete a alguna clase en grupo de aqua jogging o aqua aeróbic. 

Tonifica y trabaja más duro utilizando materiales de ayuda al entrenamiento

Los materiales de ayuda al entrenamiento, como los pull buoys y las tablas, te permiten centrarte en los grupos musculares que quieras tonificar o simplemente trabajar el tren superior o inferior de tu cuerpo. Elige una tabla si quieres trabajar las piernas o un pull buoy si quieres centrarte en los brazos.

Reduce tus períodos de descanso

Si descansas más del 10% del tiempo que pasas en la piscina, debes reducirlo. Descansar menos y nadar durante más tiempo mantendrá tu ritmo cardíaco y te ayudará a quemar calorías. Fíjate metas realistas mientras nadas, como la reducción de los tiempos por largo o nadar durante más tiempo.

Comidas bajas en carbohidratos para preparar en menos de 10 minutos

Aplicar un estilo de vida saludable requiere tiempo y dedicación, constancia y determinación, no consiste simplemente en implementar dietas “de moda” que restringan alimentos y puedan ser dañinas para tu salud a la larga.

Esta es en realidad, una de las razones por las que muchas personas deciden seguir consumiendo las comidas poco saludables: el tiempo que toma cocinar un plato sano. No obstante, esto no es del todo cierto, existen muchas maneras de reducir los alimentos dañinos sin tener que dejar de comer, y a la vez, de forma rápida y segura.Ads by scrollerads

Por ello te presentamos 7 comidas bajas en carbohidratos para preparar rápidamente y alimentarte de forma adecuada.

recetas bajas en carbohidratos fáciles y rápidas

1. Huevos y verduras fritas en aceite de coco

1.1 Ingredientes

  • Aceite de coco.
  • Verduras frescas o congeladas (zanahorias, coliflor, brócoli, espinacas…).
  • 3 o 4 huevos.
  • Especias.

1.2 Pasos para la elaboración

  1. Coloca la sartén a fuego lento y agrega el aceite de coco.
  2. Añade las verduras y saltéalas por algunos minutos hasta que se vean completamente cocidas.
  3. Agrega poco a poco los huevos a la sartén
  4. Añade especias al gusto, ya sea una mezcla o simplemente sal y pimienta.
  5. Por último, deja cocinar hasta que esté cocido.
Huevos salteados con verduras

2. Alitas de pollo al horno con verduras y salsa

A pesar de que está hecho al horno y tome un poco de tiempo, esta receta es deliciosa y vale la pena prepararla y compartirla con tus amigos y familiares.

2.1 Ingredientes

  • Alitas de pollo.
  • Especias.
  • Verduras.
  • Salsa.

2.2 Pasos para la elaboración

  1. Frota las alitas de pollo en una mezcla de especias de tu elección, y déjalas reposar para que estas adquieran el sabor de las especias.
  2. Colócalas en el horno y caliéntalas a 180–200 °C durante unos 40 minutos.
  3. Ásalas hasta que las alas estén doradas y crujientes.
  4. Sirve con muchas verduras y un poco de salsa al gusto.
Receta de alitas de pollo al horno con verduras

3. Bacon y huevos

No es para nada desconocida esta receta, pues su fama ha crecido debido al delicioso sabor que tiene esta combinación conjunto a la rapidez a la hora de prepararla. Además, aunque el bacon es una carne procesada y no es precisamente saludable, es bajo en carbohidratos.

Si mantienes tu consumo de tocino con moderación y no lo comes más de una o dos veces por semana, no hay nada de malo en agregarlo a tu dieta.

3.1 Ingredientes

  • Tocino.
  • 3 o 4 huevos.
  • Especias (opcional).

3.2 Pasos para la elaboración

  1. Agrega los tocinos a una sartén y fríelos hasta que estén listos.
  2. Pon el tocino en un plato y por otro lado fríe los huevos en la grasa de tocino.
  3. Si deseas agregar algo de sabor a sus huevos, agrégales un poco de sal marina, ajo en polvo y cebolla en polvo mientras los fríes.
¿Los huevos con tocino son saludables?

4. Pimientos con carne molida

Si tienes un poco de carne molida guardada y no sabes cómo prepararla, esta receta es ideal, pues además de ser deliciosa es saludable.

4.1 Ingredientes

  • Cebolla.
  • Aceite de coco.
  • Carne molida.
  • Especias.
  • Espinacas.
  • Un pimiento.
Cómo preparar unos pimientos saludables con carne molida

4.2 Pasos para su elaboración

  1. Pica en tiras muy finas la cebollas
  2. Agrega el aceite de coco a una sartén y aumenta el calor.
  3. Agrega la cebolla y revuelve un minuto o dos, y luego añade la carne molida.A su vez, agrega algunas especias que le darán el gusto que deseas.
  4. Añade las espinacas y sofríe todo junto hasta que notes que está listo y sirve con un pimiento en rodajas.

5. Hamburguesas sin pan y doble queso

Puede sonar raro, pero en realidad una hamburguesa sin pan no solo es saludable, sino deliciosa. Además, los dos tipos de quesos y las espinacas crudas le dan el toque necesario para que se vuelva irresistible.

5.1 Ingredientes

  • Mantequilla.
  • Carne de hamburguesa.
  • Queso cheddar y queso crema.
  • Salsa y especias.
  • Espinacas.
Receta saludable de hamburguesa sin pan

5.1 Pasos para la elaboración

  1. Coloca la sartén a fuego lento y añade la mantequilla.
  2. Añade las hamburguesas y las especias, y voltealas hasta que estén cerca de estar listas
  3. Agrega unas rodajas de queso cheddar y un poco de queso crema en la parte superior. A la vez, reduce el calor y pon una tapa en la sartén hasta que el queso se derrita.
  4. Sirve las hamburguesas con espinacas crudas, y si lo deseas agrega un poco de salsa al gusto.
Carne de hamburguesa acompañada de vegetales

6. Trozos de pechuga de pollo fritos

Si sientes que cocinar el pollo de forma “saludable” implica no agregar nada de aceite puedes estar equivocándote, pues prepararlo con un poco de mantequilla es ideal, delicioso y a la vez totalmente sano.

6.1 Ingredientes

  • Pechuga de pollo.
  • Mantequilla.
  • Especias y verduras.

6.2 Pasos para la elaboración

  1. Corta la pechuga de pollo en trozos pequeños.
  2. Coloca la sartén a fuego medio y añade la mantequilla.
  3. Cuando la mantequilla se haya derretido agrega los trozos de pollo, así como todas las especias pertinentes.
  4. Deja dorar el pollo hasta que alcance una textura crujiente, y sírvelo junto a unas deliciosas verduras de hojas verdes.
Tiras de pechuga de pollo fritas con mantequilla

7. Pizza a base de carne

Muchas personas piensan que a la hora de llevar una vida saludable tenemos que olvidarnos por completo de la comida que antes era dañina para nuestra salud, pero esto no es del todo cierto, pues puedes modificarlas de tal modo que se conviertan en lo que tu necesitas.

Esta receta es fácil y aún puedes agregarle los ingredientes bajos en carbohidratos que desee como verduras, champiñones o diferentes quesos, entre otros.

7.1 Ingredientes

  • Cebollas.
  • Tocino y carne molida.
  • Salsa y especias.
  • Queso rallado.

7.2 Pasos para la elaboración

  1. Pica en tiras finas las cebollas y el tocino en rodajas pequeñas.
  2. Mezcla la carne molida, la salsa, las cebollas y las especias en polvo en un tazón para luego llevarlo al horno.
  3. Espolvorea el queso rallado en la parte superior y cubre con rebanadas de tocino adicionales.
  4. Coloca el tazón en el horno y coloca una temperatura de 180–200 °C durante 30–40 minutos, hasta que el tocino y el queso se vean crujientes.
  5. Sirve al gusto y disfruta con tus amigos y familiares.